Centro logístico: qué es y cómo elegir la opción óptima para tu negocio

Tabla de contenidos

Un centro logístico desempeña un papel vital en la cadena de suministro de una empresa al garantizar la entrega puntual de productos en su destino. En España, la presencia de 279 parques logísticos con una superficie que supera los 83,7 millones de metros cuadrados, según datos de ICEX España Exportación e Inversiones, subraya la importancia de la logística en el país.

Dada la variedad de opciones disponibles en el mercado, la elección de una plataforma logística para respaldar las operaciones de una compañía se convierte en una tarea de gran complejidad.

En este artículo, exploraremos los criterios esenciales para llevar a cabo esta evaluación estratégica de manera efectiva.

¿Qué es un centro logístico y por qué es importante?

Un centro logístico es un elemento fundamental de la cadena de suministro donde los productos entran, se almacenan, procesan y finalmente se envían a su destino. Es, sin dudas, un espacio clave en el entramado de distribución de cualquier organización, ya sea de la industria manufacturera o de bienes en general.

El desempeño de un centro logístico conlleva un impacto directo en la satisfacción del cliente, en los costos operativos y en la competitividad industrial. Una gestión óptima de este centro puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Estos centros cumplen diversas funciones de gran importancia que se describen a continuación.

Las funciones de un centro logístico

Un centro logístico sirve como el espacio principal de almacenamiento para los productos y materiales. Aquí las mercancías se mantienen adecuadamente ordenadas, son auditadas periódicamente y permanecen protegidas en condiciones ideales hasta que se requieran para su envío a clientes o para reabastecer tiendas minoristas.

Además del almacenamiento, los centros logísticos son lugares de procesamiento y manipulación de mercancías. Aquí se realizan tareas como la preparación de pedidos, clasificación de productos, etiquetado, creación de kits, puestas a nuevo, empaquetado personalizado, entre otras transformaciones.

Finalmente, la distribución es una de las funciones clave de un centro logístico. Los productos se envían desde este punto a diversas ubicaciones, ya sea a tiendas minoristas, almacenes regionales o directamente a los consumidores, con el uso de distintas alternativas de transporte.

Claves para escoger un proveedor

Cuando una empresa no cuenta con un centro logístico propio y debe seleccionar un proveedor, la elección de este socio se convierte en un factor crítico que puede tener un profundo impacto en todas las operaciones de la empresa. Por lo tanto, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Ubicación y cobertura: la ubicación debe estar, idealmente, cerca de las fuentes de suministro y los mercados de destino, lo que reduce costos de transporte y tiempos de entrega. Por otra parte, el proveedor logístico debe contar con una cobertura de transporte adecuada para satisfacer las necesidades de distribución.
  • Tamaño: el centro logístico debe adaptarse a los requisitos de la empresa y contar con almacenes escalables para garantizar una eficiente gestión del inventario.
  • Tecnologías avanzadas: es esencial que el centro logístico cuente con software que pueda integrarse con los sistemas de las empresas a las que sirve para garantizar la trazabilidad de productos y mercancías.
  • Personal preparado: la mano de obra debe poseer amplia capacitación y experiencia, lo que es decisivo para mantener la eficiencia y minimizar los problemas.
  • Flexibilidad de procesos: la adaptabilidad de los procesos a las necesidades cambiantes del negocio también es algo prioritario. Un operador logístico flexible puede responder de manera efectiva a las demandas en constante evolución.
  • Seguridad: es determinante que el centro logístico tenga sistemas de seguridad tanto para la protección de los empleados como de las mercancías, especialmente si estas son de alto valor económico, con equipos electrónicos de última generación.
Trabajadora en centro logístico revisa etiquetas de producto.

Aumenta la sostenibilidad con tu centro logístico

Siete de cada diez españoles quieren llevar una vida más sostenible, según un reporte de la consultora PwC. La sostenibilidad se ha convertido en una creciente preocupación en el mercado español, y una manera efectiva de destacar en este contexto es integrar este valor en la cadena logística.

Buscar un centro logístico que se comprometa de forma consistente con prácticas respetuosas con el medio ambiente y que administre sus recursos de manera responsable es, al final, un paso estratégico.

Esta elección no solo tiene un impacto positivo en el planeta, sino que también puede servir como un poderoso punto de atracción para los consumidores finales.

Entre los factores que pueden inclinar la balanza hacia una opción particular se encuentran la posesión de certificaciones de gestión ambiental, como la ISO 14001, así como la colaboración con proveedores que cumplan con estándares mínimos en términos de responsabilidad ambiental.

¿Necesitas un operador logístico con una amplia cartera de servicios?

Como se ha evidenciado en este artículo, la elección de un centro logístico es una tarea que requiere un cuidadoso análisis, ya que es crucial cumplir con diversos criterios para identificar la solución óptima.

En Eurologística Directa, acumulamos una experiencia de más de 25 años en el sector logístico, respaldada por varios almacenes que en conjunto suman más de 18.000 metros cuadrados de capacidad, y la destreza para gestionar más de 7.000 pedidos diarios. Nuestros almacenes principales están estratégicamente ubicados en los municipios de Alovera y Chiloeches, en el corazón de España, lo que nos permite abarcar operaciones en todo el territorio nacional.

Si estás interesado en explorar la posibilidad de colaborar con nosotros, no dudes en comunicarte a través del formulario de contacto.

Artículos relacionados

Logística y cadena de suministro: ¿cuál es la diferencia?

Software de Gestión de Almacén (SGA): definición, características y ventajas

Aprovisionamiento logístico: definición, tipos y tecnologías