Logística verde: Cinco claves para conseguirla

Tabla de contenidos

En España, el sector del transporte, estrechamente vinculado a las operaciones logísticas, contribuye en un 25% a las emisiones totales de gases de efecto invernadero, de acuerdo con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Además, es esencial tener en cuenta las emisiones y efectos atribuibles a otras fases de la cadena logística, que abarcan desde el consumo energético en los almacenes hasta la generación de residuos en el embalaje y la manipulación de paquetería.

En este contexto, resulta evidente que los operadores logísticos ostentan una significativa responsabilidad en cuanto a la supervisión y disminución de su huella ambiental. No obstante, surge la pregunta: ¿cuáles son las acciones concretas que deberían implementarse?

En el presente artículo, compartiremos diversas medidas que cualquier empresa dedicada a la logística puede adoptar para mitigar su impacto ambiental en cada etapa del proceso logístico.

¿Qué es la logística verde?

La logística verde, también conocida como logística sostenible, es el conjunto de prácticas, estrategias y procesos diseñados para reducir el impacto ambiental de las operaciones logísticas y de la cadena de suministro en general.

Su objetivo es equilibrar la eficiencia operativa con la responsabilidad ambiental, buscando la minimización de residuos, la disminución de las emisiones de carbono y la optimización de los recursos utilizados en cada etapa del proceso.

Cinco medidas para desarrollar la logística sostenible

El impulso de una logística sostenible implica la adopción de ciertas claves y prácticas fundamentales. Estas transformaciones deben adoptarse en todas las partes de la cadena logística, desde el almacenamiento hasta el transporte. Algunas medidas a priorizar son las siguientes:

  1. Optimización de rutas: Se debe buscar la manera más eficiente de transportar bienes, minimizando distancias y empleando modos de transporte más limpios. Para esto, se recomienda utilizar sistemas digitales que automáticamente recomienden las rutas óptimas, además de que se debe buscar la electrificación de la flota.
  2. Gestión eficiente de inventarios: Mantener un inventario adecuado evita el exceso de almacenamiento y, por ende, la generación de residuos. La tecnología, como el uso de sistemas de seguimiento y pronóstico, puede ayudar en esta tarea.
  3. Embalaje sostenible para pedidos: Optar por materiales de embalaje ecológicos y reciclables puede reducir la cantidad de residuos generados y los costes asociados al manejo de estos.
  4. Uso de energías renovables: La adopción de fuentes de energía renovable en la operación logística, como paneles solares en almacenes o vehículos eléctricos, contribuye a la reducción de emisiones de carbono.
  5. Digitalización: En la medida de lo posible, digitalizar los procesos y reducir el uso de papel es un factor relevante para mitigar el impacto ambiental de una operación logística.

La logística inversa y su importancia

Dentro del contexto de la logística verde, uno de los aspectos más importantes es la logística inversa. Esta parte esencial, pero a menudo pasada por alto, juega un papel crucial.

La logística inversa se trata de manejar la recolección, transporte y disposición adecuada de todo tipo de devoluciones, incluyendo productos defectuosos o que han cumplido su vida útil. Su objetivo es recuperar valor a través de reciclaje, reacondicionamiento o reutilización.

Su importancia radica en cerrar el ciclo de sostenibilidad en las cadenas de suministro modernas. Ayuda a reducir desechos en vertederos, disminuyendo la huella de carbono y preservando recursos. Además, fomenta la reintegración de productos en nuevas cadenas de producción, promoviendo una economía circular donde todo se reutiliza.

“El objetivo más importante del departamento de Logística Inversa es hacer que la compañía restituya la confianza del cliente y además no sea costoso ni económicamente para la empresa ni medioambientalmente para la comunidad”, declaró Alberto Alameda, Responsable de los Procesos de Posventa de Eurologística Directa.

Beneficios y ventajas de la logística verde

Más allá de la conciencia medioambiental que cualquier empresario del sector puede tener, la adopción de una política de logística verde conlleva una serie de beneficios y ventajas para las organizaciones:

  • Reducción de costes: La eficiencia en el uso de recursos y la reducción de desperdicios contribuyen a un uso más efectivo de los recursos financieros.
  • Mejora de la imagen corporativa: Esto puede traducirse en una mayor fidelidad de los clientes y una ventaja competitiva en el mercado.
  • Cumplimiento normativo: La adhesión a prácticas logísticas sostenibles ayuda a las empresas a cumplir con regulaciones ambientales y normativas, evitando sanciones y multas asociadas al incumplimiento.
  • Eficiencia operativa: La optimización de procesos y recursos a lo largo de la cadena de suministro conduce a una mayor eficiencia en la entrega de productos y servicios, lo que puede resultar en plazos más cortos y mayores niveles de satisfacción del cliente.
  • Resiliencia ante cambios ambientales: La planificación de contingencias y la adopción de medidas para mitigar los impactos ambientales hacen que las empresas sean más resistentes frente a eventos climáticos extremos u otros desafíos ambientales.

Factores que influyen en la logística sostenible

En la implementación exitosa de la logística sostenible, se deben considerar varios factores clave. La incorporación de tecnologías avanzadas, como sistemas de gestión de flotas, análisis de datos y seguimiento en tiempo real, desempeña un papel fundamental al permitir una toma de decisiones más informada y eficiente.

La capacitación de los empleados es un aspecto esencial. Brindar formación sobre prácticas sostenibles y su integración en las labores diarias no solo es beneficioso, sino necesario. La concienciación interna juega un papel crucial en el éxito de cualquier iniciativa verde.

La colaboración con socios y proveedores comprometidos con la sostenibilidad es otra pieza clave. Esta colaboración garantiza una cadena de suministro coherente en términos ambientales y éticos, lo que contribuye a fortalecer los objetivos de una logística verdaderamente sostenible.

Importancia de las certificaciones y estándares

La obtención de certificaciones y la adhesión a estándares reconocidos, como ISO 14001 (Gestión Ambiental), demuestran el compromiso de una organización con la logística sostenible.

Estas certificaciones no solo validan los esfuerzos realizados, sino que también inspiran confianza en los clientes y socios comerciales.

Además, al adoptar estos estándares reconocidos, las empresas se someten a evaluaciones exhaustivas de sus procesos y operaciones, lo que les permite identificar áreas de mejora y oportunidades para optimizar aún más su desempeño ambiental.

¿Deseas un servicio logístico sostenible?

En Eurologística Directa, hemos establecido una sólida política de medio ambiente y sostenibilidad, colaborando con proveedores certificados y aplicando medidas para reducir el impacto ambiental de nuestras operaciones.

Si estás buscando una opción logística que combine responsabilidad ambiental con eficiencia, ¡contáctanos!

Descubre cómo podemos trabajar juntos hacia un futuro logístico más sostenible.

Artículos relacionados

Logística y cadena de suministro: ¿cuál es la diferencia?

Software de Gestión de Almacén (SGA): definición, características y ventajas

Aprovisionamiento logístico: definición, tipos y tecnologías